¿Qué tienen en común el fútbol, las iguanas y los wantanes?

Cuando el glob me pidió escribir acerca de la proliferación de migrantes asiáticos en el centro de la ciudad, no pensé que hallaría una conspiración a nivel internacional, que conllevará convertirnos en el portal de la cultura del medio oriente, catapultará la demanda del ingrediente híbrido mutante de su principal fuente de nutrición: el wantán.

Como leerán a continuación, es un descubrimiento que deberá ser manejado con cautela, la información a la que serán expuestos podría convertirse en un torrente que los arrastrará a su emergente submundo. Serán absorbidos por la “marea amarilla“.


Sin lugar a dudas la inclusión de nuestra cultura en la red mundial a través de google fue el primer paso a convertirnos en el blanco de nuestros asiáticos visitantes. Su búsqueda de la traducción de la palabra amarillo al español llevó a nuestros huéspedes dar en menos de 4 segundos con este fatídico resultado: “BARCELONA, EL PLANTEL AMARILLO…” Nuestro baluarte del deporte se convirtió en la primera de una serie de desastrosas coincidencias y planes de control mundial.
Cabe recalcar que todo inició hace alrededor de 15 años, cuando un pequeño regimiento de turistas chinos vinieron a comprobar que la atmósfera de Guayaquil permitiera iniciar su invasión. La marea amarilla había empezado su serpentesca puesta en escena.
Los primeros registros del departamento de migración del antiguo aeropuerto Simón Bolívar confirman que de los 6 individuos que ingresaron a la ciudad, de ojos rasgados y edades comprendidas entre 18 y 49 años ingresaron a Guayaquil en febrero del 1995, sólo 2 regresaron. Este es el momento en la historia en la que descubro que este pelotón no era el primero en llegar a la ciudad, que a finales de los años 60s se produjo a nivel sudamericano una gran migración de chinos. Su propósito: instalar una serie de células en las que se aseguraría la sustentación de la futura invasión, el proyecto se denominó C.H.I.F.A.: Centro Humano de Ingesta de Fauna Asiática.

Se comprobó que en el Ecuador se cultivaba arroz, se criaba copiosamente los 2 misteriosos ingredientes del wantán, su clima era cálido, sus noches no muy frías, sus mujeres más buenas que las suyas, pero Guayaquil sobresalió por ser la única ciudad sudamericana que tenía su propio ”PARQUE DE LAS IGUANAS“.
Las estadísticas los terminaron de convencer. Al parecer luego de China, Ecuador tiene el más alto consumo de arroz en el planeta: Arroz con pollo, arroz con menestra, arroz con gafas, arroz con tiro libre, arroz aguado, arroz con chespiritos, arroz valiente, tortilla de arroz, sopa de arroz, encocado de arroz, sushi, arroz con gorgojo pero arroz: blanco, esponjoso, humeante. Su supervivenvia estaba garantizada.
Los mantendré al tanto de mi investigación interacial, aún tengo algunos datos que compartir con ustedes hasta la próxima entrega.

Anuncios

Una respuesta a “¿Qué tienen en común el fútbol, las iguanas y los wantanes?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s